El buen funcionamiento del suelo pélvico es primordial para disfrutar con naturalidad de una vida social y sexual activa.

Nuestros tratamientos son específicos para cada persona y patología, basados en técnicas manuales externas e internas, sondas vaginales y anales, trabajo visceral y osteo-articular, corrección postural y ejercicios específicos globales.

Prevención y tratamiento de:

Suelo Pélvico

  • Incontinencias: perdida involuntaria de orina, gases y/o heces
  • Urgencia miccional y fecal.
  • Prolapsos: descenso de uretra, vejiga, útero, recto…
  • Disfunciones sexuales: vaginismo, dolor, ausencia de orgasmo…
  • Dolor genital externo e interno (vagina y ano)
  • Dolor abdómino-pelviano.
  • Síntomas y signos asociados a la zona sin un diagnóstico concreto.